ibromialgia y qué podemos hacer frente a ella

La Fibromialgia es una enfermedad consistente en una anomalía en la percepción del dolor, por lo que se perciben como dolorosos estímulos que habitualmente no lo son. Por ello se caracteriza de un dolor musculoesquelético (músculos, ligamenos y tendones) generalizado y sensación dolorosa a la presión en unos puntos espefícidos. Además del dolor puede ocasionar rigidez generalizada (especialmente al levantarse por las mañanas), sensación de inflamación en manos y pies, como hormigueos poco definidos que afectan de forma difusa, sobre todo en las manos, fatiga o agotamiento general y dificultad para conciliar el sueño o descansar.

Este síndrome no presenta una curación definitiva, de manera que el objetivo del tratamiento será mejorar el dolor y tratar los síntomas acompañantes para producir una mejoría en la calidad de vida de la persona.