Tunel carpiano

SÍNDROME DEL TÚNEL CARPIANO

El túnel carpiano es un canal localizado en la cara anterior de la muñeca por el cual discurren los tendones flexores de los dedos y, entre otras estructuras, el nervio mediano.

Al realizar movimientos repetitivos, tales como utilizar el ratón del ordenador, tocar un instrumento musical, practicar algún deporte o utilizar herramientas pesadas o que produzcan una vibración, se puede producir una inflamación de los tendones flexores de la mano y de la bursa, de manera que aparecerá un estrechamiento del túnel del carpo con la consiguiente afectación del nervio mediano. Éste es el responsable de la sensibilidad y movimiento de parte de la mano (palma, parte del pulgar y del anular y, especialmente, los dedos índice y corazón).

Es por ello que el denominado síndrome del túnel del carpo cursará con entumecimiento, hormigueo, debilidad o daño muscular en la mano, dedos y que se puede extender hacia el codo, así como torpeza al agarrar objetos, problemas con la coordinación motora de los dedos o incluso atrofia muscular en los casos más avanzados. Conforme esta patología avanza, es muy habitual que el paciente presente dificultad para dormir para la noche y que se despierte con dolor y hormigueo.

Otras posibles causas son la retención de líquidos, como por ejemplo ocurre en el embarazo, la artritis reumatoide, el hipotiroidismo o incluso tener un túnel de carpo estrecho de nacimiento.

Respecto al tratamiento, lo principal y necesario es realizar una limitación de las actividades agravantes, así como llevar a cabo cierta higiene postural, de manera que podemos utilizar dispositivos especiales para los ordenadores (ratones especiales, tapetes ergonómicos para el teclado), o regular la posición de nuestras muñecas respecto al teclado (que éstas no se doblen hacia arriba al escribir). Para producir una reducción de la inflamación local se recomienda la aplicación de frío durante 10 minutos, aunque si éste aumenta el dolor local y la sensación de hormigueo, deberemos minimizar el tiempo a 5 minutos. En los casos de dolor intenso y nocturno se recomienda el uso de una férula para la muñeca con el objetivo de que ésta permanezca en posición neutra y se evite la compresión del túnel.

Es necesario tratar el tejido blando de la región de la mano, muñeca y antebrazo  por un Osteópata o Fisioterapeuta para liberar la tensión que provoca la inflamación del nervio mediano, tanto con masaje de la musculatura, estiramientos y ejercicios adecuados de fortalecimiento con el objetivo de mejorar la movilidad, y flexibilidad del nervio para disminuir su atrapamiento y estimular y normalizar así la fuerza muscular.

Desde Osteopatía Carlos Alonso tenemos las técnicas necesarias para ayudarte a superar este tipo dolencias de manera personalizada y adaptada a cada paciente.