Archivos por Etiqueta: masaje

¿QUÉ ES LA FASCIA?

Fascial

¿QUÉ ES LA FASCIA?

Muchos pacientes me lo preguntan: ¿Qué es la fascia? ¿Qué haces cuando trabajas con mi cuerpo, con las Terapias Miofasciales? Y yo os lo explico a continuación. Intentaré anular un lenguaje muy técnico y formalismos profesionales:

La fascia es una envoltura que nos cubre de forma tridimensional, todo el organismo. Se distribuye de la siguiente manera:

Leer más ...

Síndrome del túnel carpiano

Tunel carpiano

SÍNDROME DEL TÚNEL CARPIANO

El túnel carpiano es un canal localizado en la cara anterior de la muñeca por el cual discurren los tendones flexores de los dedos y, entre otras estructuras, el nervio mediano.

Al realizar movimientos repetitivos, tales como utilizar el ratón del ordenador, tocar un instrumento musical, practicar algún deporte o utilizar herramientas pesadas o que produzcan una vibración, se puede producir una inflamación de los tendones flexores de la mano y de la bursa, de manera que aparecerá un estrechamiento del túnel del carpo con la consiguiente afectación del nervio mediano. Éste es el responsable de la sensibilidad y movimiento de parte de la mano (palma, parte del pulgar y del anular y, especialmente, los dedos índice y corazón).

Leer más ...

La periostitis tibial

La periostitis tibial

Hoy en día cada vez es más frecuente que dediquemos más tiempo al deporte, y en los últimos años ha crecido exponencialmente el número de personas que realizan el tan famoso “running”, es decir, los corredores. En este tipo de deportistas, entre otros, existe una lesión muy frecuente consistente en la inflamación del periostio, que es la membrana que recurre los huesos y la cual presenta una gran sensibilidad.

La periostitis suele aparecer en la zona tibial, en el área situada entre el músculo tibial posterior y el sóleo, y se produce por la continua vibración que produce el impacto del pie contra el suelo. Afecta especialmente durante los periodos en los que el entrenamiento se vuelve más exigente, ya sea por un aumento de la velocidad, de la distancia recorrida o por la vuelta al entrenamiento tras un periodo de descanso. Del mismo modo, puede producirse por un calzado inadecuado, ya sea por desgaste de la zapatilla, poca amortiguación de la misma; al correr en bajada, terrenos de juego difíciles (como el barro), la obesidad o por un traumatismo directo en la zona.

Leer más ...