blog

Archivos de Categoría: General

La tortícolis

La tortícolis

 

La tortícolis o cervicalgia aguda es un tipo de contracción muscular prolongada de la musculatura del cuello, especialmente del esternocleidomastoideo y del angular de la escápula, que y suele ir acompañada también por un bloqueo a nivel cervical.

Es una patología muy fácil de detectar, ya que provoca un dolor agudo e intenso en la región de la columna cervical, así como una importante incapacidad para mover en todas direcciones la cabeza. Debido a la alteración de los músculos esternocleidomastoideo, angular de la escápula y los escalenos es habitual que la cabeza se incline hacia un lado y el mentón mire hacia el contrario. Frecuentemente se acompaña de cefaleas, mareos e incluso irradiaciones hacia el brazo o nuca.

Leer más ...

La artrosis

La periostitis tibial

La unión de dos huesos forma una articulación, las cuales son imprescindibles para ejecutar el movimiento, y dichos extremos óseos están recubiertos por el denominado cartílago articular para amortiguar las fuerzas, de manera que el hueso no sufra. Cuando este cartílago se lesiona y comienza a degenerarse, aumenta la fricción entre los extremos óseos, aumentando las fuerzas de rozamiento, empezando la degeneración de las diferentes estructuras de la articulación y aparece dolor, rigidez e incapacidad funcional de la región, produciéndose así la artrosis. Es más habitual su localización en la columna, dedos de la mano, cadera, rodilla y la articulación del comiendo del primer dedo del pie.

Es una enfermedad reumática no hereditaria, aunque sí tiene un componente de riesgo genético. Asimismo, factores como la obesidad, la falta de ejercicio físico o las alteraciones de la postura influyen en el desarrollo de la artrosis.

Leer más ...

La periostitis tibial

La periostitis tibial

Hoy en día cada vez es más frecuente que dediquemos más tiempo al deporte, y en los últimos años ha crecido exponencialmente el número de personas que realizan el tan famoso “running”, es decir, los corredores. En este tipo de deportistas, entre otros, existe una lesión muy frecuente consistente en la inflamación del periostio, que es la membrana que recurre los huesos y la cual presenta una gran sensibilidad.

La periostitis suele aparecer en la zona tibial, en el área situada entre el músculo tibial posterior y el sóleo, y se produce por la continua vibración que produce el impacto del pie contra el suelo. Afecta especialmente durante los periodos en los que el entrenamiento se vuelve más exigente, ya sea por un aumento de la velocidad, de la distancia recorrida o por la vuelta al entrenamiento tras un periodo de descanso. Del mismo modo, puede producirse por un calzado inadecuado, ya sea por desgaste de la zapatilla, poca amortiguación de la misma; al correr en bajada, terrenos de juego difíciles (como el barro), la obesidad o por un traumatismo directo en la zona.

Leer más ...